El dolor, importante para la supervivencia

A

 propósito del Día Mundial del Dolor, que se celebra cada 17 de octubre, la Dra. Paola Maldonado, Medical Affairs Manager de la División Consumer Health de Bayer de México, tuvo una interesante charla con Diabetes Hoy, en la que aclaró muchas dudas sobre el dolor, ése que nos acompaña y que es más que una reacción del cuerpo

¿Cuál es la relación entre el ser humano y el dolor?

El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable desencadenada por el sistema nervioso y asociada con daño real o potencial en los tejidos. El dolor es muy importante para nuestra supervivencia, puede ayudar a diagnosticar un problema; sin dolor podríamos lastimarnos gravemente sin saber ni darnos cuenta de que requerimos del algún tratamiento.

Aproximadamente, ¿cuántas veces siente dolor un ser humano promedio?

Aproximadamente 50 por ciento de los mexicanos experimentan algún tipo de dolor por lo menos una vez a la semana. Los dolores más recurrentes son en hombros, piernas, cuello, músculos y dolor de cabeza severo y se presentan en personas entre 26 a 45 años, es decir, en plena etapa productiva.

¿Qué es el dolor? ¿Una señal, un mecanismo de defensa?

El dolor es una sensación de molestia en alguna parte del cuerpo; es un sistema de alarma para que actuemos sobre la lesión o problema. La intensidad del dolor es subjetiva, por lo que cada persona experimenta el dolor de distinta manera, esto se debe a que no sólo es una reacción física, sino también se ve afectado por factores psicológicos y culturales.

¿Cuántos tipos de dolor tiene una persona que vive con diabetes y cuál es la mejor manera de combatirlos sin poner en riesgo el control de la enfermedad?

El dolor en personas que viven con diabetes se conoce como dolor neuropático. Éste resulta de presentar niveles elevados de glucosa en sangre que poco a poco dañan diversos órganos y sistemas del cuerpo, entre ellos, los nervios encargados de llevar los impulsos al cerebro. Se caracteriza por sensaciones de cosquilleo o toques eléctricos. El tratamiento dependerá del médico y la respuesta del paciente hacia el protocolo de medicación.

¿Por qué hay quienes prefieren soportar el dolor en vez de tratarlo?

De acuerdo a los resultados de la encuesta “No te resignes y controla tu dolor”, los mexicanos eligen soportar dolor y/o molestias muchas veces por mitos y factores emocionales. Por extraño que suene, los mexicanos elegimos soportar las molestias pues creemos que esto nos hace ver fuertes y valientes. La recompensa emocional se vuelve más poderosa que la necesidad de atacar al dolor. Además, existen diversas creencias falsas, principalmente alrededor de los medicamentos, las cuales generan miedo, haciendo que las personas soporten el dolor en vez de combatirlo. Así, algunos mexicanos consideran, equivocadamente, que los remedios naturales son más seguros que los medicamentos; que los analgésicos generan adicción; que las medicinas son ‘artificiales’, por lo que pueden dañar al organismo en el largo plazo, y que tomar algún medicamento nos convierte en personas enfermas. Todas estas ideas falsas, alejadas de la realidad, no favorecen la salud de las personas, sino favorecen el sufrimiento innecesario. En vez de buscar un medicamento antiinflamatorio o analgésico que controle el dolor, 37% de las personas acude a remedios caseros, terapias alternativas o, simplemente, no hacen nada contra las molestias.

¿Cuál es la mejor manera de controlar el dolor?

El uso adecuado y responsable de medicamentos permiten que el dolor, en la mayoría de los casos, deje de ser una carga y de interferir en las actividades diarias de las personas. Actualmente se cuenta con un amplio arsenal terapéutico que nos permite controlar diversos tipos de dolores y de diferentes intensidades. Una opción para controlar eficazmente el dolor son los antiinflamatorios no esteroideos (aines), medicamentos de venta sin receta (otc) que además de tener un efecto analgésico, también reducen la inflamación. Si se administran de acuerdo con las indicaciones, ayudan a contrarrestar eficazmente los malestares. En este sentido es sumamente importante que, en caso de que persista el dolor, el paciente debe acudir al médico.

El uso adecuado y responsable de medicamentos permiten que el dolor, en la mayoría de los casos, deje de ser una carga y de interferir en las actividades diarias de las personas. Actualmente se cuenta con un amplio arsenal terapéutico que nos permite controlar diversos tipos de dolores y de diferentes intensidades. Una opción para controlar eficazmente el dolor son los antiinflamatorios no esteroideos (aines), medicamentos de venta sin receta (otc) que además de tener un efecto analgésico, también reducen la inflamación. Si se administran de acuerdo con las indicaciones, ayudan a contrarrestar eficazmente los malestares. En este sentido es sumamente importante que, en caso de que persista el dolor, el paciente debe acudir al médico.

Por Andrés Vargas Reynoso | Coordinador Editorial de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.