¿Qué es el estrés?

Continuamente escuchamos a personas decir que viven con mucho estrés o que están pasando por un momento estresante en su vida, pero ¿qué es el estrés? El estrés es una respuesta automática del organismo ante situaciones que exigen mayor esfuerzo de lo ordinario, o en las que puede suceder algo peligroso, nocivo o desagradable. Existen factores psicosociales, problemas económicos, familiares, laborales o físicos; una cirugía o una enfermedad.

El estrés y la diabetes

Paradójicamente, las personas con diabetes pueden tener estrés a lo largo de su tratamiento debido a la demanda de cambios en el estilo de vida, metas de control de glucosa indicadas por su médico, recordar la toma de pastillas, cumplir con la dieta, etcétera. La respuesta ante este estrés en las personas con diabetes puede alterar de manera importante los niveles de glucosa por las siguientes razones:

  • Aumenta la demanda de energía: el cuerpo responde a una situación de estrés físico o psicosocial liberando hormonas como la adrenalina y el cortisol en el torrente sanguíneo y aumenta la frecuencia respiratoria. Por otro lado, aumenta la glucosa para incrementar la cantidad de energía disponible en los músculos y las extremidades, si el cuerpo no puede convertir la glucosa en energía, la glucosa permanece en sangre. Esto causa que aumenten los niveles de glucosa en sangre.
  • Hormona corticotropina y glucocorticoides: pueden bajar la secreción de insulina, lo que implica un aumento de glucosa en sangre.
  • El estrés por largos periodos: puede estimular a comer mucho o tener elecciones de alimentos ricos en calorías y bajos en nutrimentos, lo que provoca un aumento de peso.
  • Baja motivación: el estrés disminuye la motivación para realizar actividad física, tomar los medicamentos y seguir la dieta.

Recomendaciones para prevenir y controlar el estrés

  • Identificar los detonantes de estrés. Identifique las situaciones o experiencias que comúnmente le causan estrés y realizar los cambios que estén en sus mano evitarlo.
  • Ejercicios de respiración. Es importante concentrarse en su respiración; respire profundamente y después exhale lentamente sacando la mayor cantidad de aire posible repita este ejercicio por 10 a 15 minutos.
  • Realizar actividad física. Una caminata de 30 minutos al día puede ser más que suficiente para lograr relajar los músculos y oxigenar complemente el cuerpo.
  • Registro de su nivel de glucosa y estrés: Puede evaluar si el estrés mental afecta sus niveles de glucosa. Cuando registre su glucosa agregue a un lado su nivel de estrés del 1 al 10. Haga esto por lo menos tres veces a la semana durante un mes. Una vez que tengas el registro podrás darte cuenta si en tu caso existe un aumento de glucosa cuando tiene un mayor nivel del estrés.
  • Aromaterapia. Perfuma tu ambiente con aromas florales, menta, flores frescas y velas. Le permitirá estar en una atmósfera relajante.

Cinco síntomas del estrés

Cada persona reacciona diferente a situaciones de estrés, sin embargo por lo general se presenta:

  • Falta de motivación
  • Dormir poco o demasiado
  • Enojarse con facilidad
  • Ansiedad
  • Depresión

Conclusiones

Para las personas con diabetes el estrés es una de las principales barreras para lograr un control de la glucosa. Debido a que el control de la diabetes es un proceso a lo largo de la vida puede verse afectado por otras razones ajenas al tratamiento farmacológico como la situación familiar o laboral. Comente a su médico y/o educador en diabetes sobre situaciones que considere estresantes o bien si está pasando por un momento difícil para que le pueda dar recomendaciones o sugerencias personalizadas que le ayuden a tratar los síntomas del estrés y lograr un buen control glucémico.