Propósitos de
Año Nuevo

 Dr. Rafael Álvarez Cordero | Fundador del Instituto RAC para la Cirugía de la Obesidad y la Diabetes A.C.

 

—Feliz año nuevo, Juan, veo que la pasaste muy bien al terminar el año.
—Sí, con toda la familia, Pedro, buena comida, regalos, canto, risas, estoy muy contento.
—¿Y tus planes de año nuevo?
—Bueno, espero tener mejores ingresos, voy a trabajar más; me gustaría hacer un viaje al centro de la República Mexicana, a Querétaro o Guanajuato, que dicen que son muy bonitos; y quiero comprar un teléfono móvil más moderno, con más aplicaciones.
—¿Y tu salud?, ¿propósitos de año nuevo para tu salud?
—Ni me preocupo, soy muy sano, subí unos kilitos el año pasado, pero nada más.
—¿Unos kilitos?
—No me he pesado, pero han de ser unos 10 o 15, total, me siento bien, sólo a veces me canso un poco al subir las escaleras.
—-¿Y cuántos años menos de vida tendrás con esos 15 kilos de más?
—No seas dramático, no me duele nada, estoy como un joven de 25 años.
—Pero sé además que en tu familia hay quienes viven con diabetes.
—¡Y eso qué! Yo estoy sano, no me preocupa, no me duele nada, este año va a ser formidable.
-¿Supiste que al fin del año el Secretario de Salud decretó emergencia epidemiológica por obesidad y diabetes?
—Eso a mí no me interesa, Pedro, es asunto de los doctores.
—No Juan, eso es mucho más importante y te atañe a ti; ¿recuerdas cuando se decretó la emergencia epidemiológica por la influenza? Todos participamos, nos lavamos las manos, usamos cubrebocas, no saludamos con la mano, dejamos de ir al cine, cada ciudadano participó, niños, mujeres, hombres, viejos, todos.
—Sí, pero ésa fue una emergencia porque podríamos morir por la Influenza
—Pues esta emergencia es porque tú puedes morir por obesidad y diabetes, sabes bien que tres de cada cuatro camas de hospital están ocupadas por personas que tienen un padecimiento relacionado con obesidad y que el año pasado murieron más de 95 mil mexicanos por diabetes, y hay millones que ahorita están sufriendo infarto del corazón, infarto cerebral, ceguera, insuficiencia renal, lesiones en los pies, etcétera, que causan sufrimiento, dolor y gran incapacidad, y tú eres el único

que puede hace algo por tu salud; al decretar emergencia epidemiológica, todas las Secretarías, no sólo la Secretaría de Salud, todas las instancias: Ejército, Marina, Policía, Universidades, etcétera, deben participar, y todos los mexicanos, incluso tú, querido Juan, tenemos que cuidar nuestra salud.
—¿Y qué tengo que hacer?
—Primero que nada, aceptar que tu obesidad es una enfermedad y puede acortar tu vida y de inmediato ir a que te hagan estudios de laboratorio para saber cómo está la química de tu cuerpo, azúcar, colesterol, triglicéridos, etcétera, para que conozcas qué tan dañado está tu organismo por dentro; luego, hacer un plan inteligente de vida, sin miedos ni fantasías, para bajar de peso alimentándote bien (nada de dietas locas) con la ayuda de una buena nutrióloga; tomar cuidadosamente los medicamentos que necesites para el control de la diabetes, hacer ejercicio diario, tranquilo pero constante, y disfrutar la vida sabiendo que tienes el control de tu salud.
—Pero eso es muy difícil.
—Mira, si cuidas tu salud como cuidas tu celular, vivirás sano y serás feliz; tú cuidas tu teléfono, lo proteges todo el día, que la carga esté bien, que no se dañe la carátula, que las aplicaciones estén actualizadas, etcétera; si hace eso con tu cuerpo: alimentación, medicamentos, ejercicio, control del estrés, tu vida será feliz.
—Creo que éste puede ser uno de mis propósitos de año nuevo.
—¡Claro, Juan! Nadie puede cuidar tu salud sino tú mismo, eso dice la emergencia epidemiológica; cierto, todas las instancias de gobierno pueden ayudar, pero nadie irá a prohibirte que comas desordenadamente y en exceso, nadie irá a darte las medicinas en la boca, ni te levantará para que vayas a hacer ejercicio; no olvides, Juan, que tu cuerpo es único, no tiene repuesto, y que lo que hagas hoy para cuidarlo te beneficiará en los años; con menos kilos te sentirás mejor, con un control de tu diabetes vas a prevenir los daños que podrías sufrir.
—Gracias, Pedro, cuidar mi vida y mi salud estará en mi lista de propósitos de año nuevo.
—Y no olvides que en el país hay muchas organizaciones que te pueden ayudar, la Secretaría de Salud y todas sus clínicas, las otras instituciones de salud, y en especial la Federación Mexicana de Diabetes A.C, www.fmdiabetes.org, que además está en Facebook como Fedmexdiabetes, ahí podrás encontrar todo lo que necesitas para que éste sea el mejor año de tu vida.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario