Si has iniciado el tratamiento con insulina o llevas algún tiempo utilizando este tratamiento esta información te interesa. Cuando hablamos de la inyección de insulina es importante detenerse a revisar ¿cuál es la técnica correcta de aplicarla?

Es importante considerar que el efecto del tratamiento con insulina puede verse afectado si te la aplicas de manera incorrecta. Diversos grupos de expertos se han reunido para emitir recomendaciones que te ayuden a que te apliques la insulina de manera segura y contribuya al adecuado control de tu diabetes.

Las siguientes son una serie de recomendaciones derivadas de diversos estudios realizados en pacientes que como tú viven con diabetes y se aplican insulina:

  • Utiliza agujas cortas: se ha comprobado que el uso de agujas cortas disminuyen el riesgo de llegar al tejido muscular (donde la insulina se puede absorber más rápido y ocasionarte una hipoglucemia o baja de glucosa). Las agujas más cortas son 4mm si usas dispositivo tipo pluma y 6mm si usas frasco vial. Todas las personas pueden usar agujas cortas independientemente de su peso, complexión o edad.
  • Usa el sitio correcto: La insulina debe aplicarse en el tejido subcutáneo (graso) y evitar el muscular como se observa en la imagen.
  • Evita lesiones: Las lipohipertrofias son frecuentes y se observan como un nódulo o bolita debajo de la piel en los sitios de inyección pero que afecta la absorción de la insulina ¿qué hacer para evitarlas?

  1. Alterna el sitio de aplicación como se muestra en la imagen, es importante que uses zonas amplias para la inyección y que las alternes frecuentemente.
  2. Evita reutilizar agujas o jeringas para garantizar una inyección más cómoda y segura; las agujas son cada vez más cortas y finas, cuando éstas son usadas más de una vez sufren un desgaste que lesiona tu piel y tejido graso (subcutáneo) ocasionando lipohipertrofias.
  3. Detecta zonas con lipohipertrofias  y coméntalo con tu médico. Evita aplicarte en el área lesionada hasta que la lesión desaparezca por completo.
  4. Platica con tu psicólogo. A muchas personas que viven con diabetes les resulta difícil comenzar o apegarse al tratamiento con insulina por diversos miedos o barreras psicológicas. Recuerda que el tratamiento de tu diabetes debe ser multidisciplinario y el apoyo de un psicólogo resulta muy efectivo. Recordemos que un tratamiento eficaz a largo plazo con insulina depende de que se aborden los obstáculos psicológicos previos, incluso antes de haber iniciado el tratamiento con insulina.

Referencias

Mayo Clin Proc. Septiembre 2016;91(9):1231-1255 disponible en http://dx.doi.org/10.1016/j.mayocp.2016.06.010

www.mayoclinicproceedings.org

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario